COMPARTIR
Audi R8

Según ha explicado la firma alemana en un comunicado, el Audi R8 contará con un nuevo programa de personalización, el cual será posible gracias a  la aplicación de un polvo especial se realizan incisiones de milésimas de milímetro sobre la pintura para conseguir que las marcas se hagan visibles.

Con este proceso, el programa Audi exclusive ofrece un diseño personalizado en los “sideblades” laterales para los clientes del Audi R8.

Audi

Como los símbolos deseados se aplican a los componentes después de ser pintados, dicho proceso puede integrarse fácilmente en la producción de serie.

“Este método es un excelente ejemplo de la flexibilidad de nuestra producción. Ser capaces de implementar la personalización dentro de la producción en serie es uno de los objetivos de nuestra fábrica inteligente”, señaló Hubert Waltl, director de producción de Audi AG.

El proceso aplicado en el Audi R8 es resistente a la intemperie, a diferencia de las letras convencionales y los vinilos

 

El proceso de pintar un auto consiste en, además del recubrimiento catódico por inmersión para proteger la carrocería de la corrosión, la aplicación de por lo menos tres capas adicionales: primer, pintura base y el transparente que actúa como la capa protectora superior.

En este proceso primero se coloca una plantilla del patrón deseado sobre el componente a personalizar. Después se rocía un polvo especial sobre la superficie, con lo que la capa de barniz se vuelve áspera en una profundidad de tan solo unas pocas milésimas de milímetro. De esta forma, se consigue el efecto con el que se plasma un detalle mate y homogéneo.

Debemos resaltar que esta forma de personalización es resistente a la intemperie, a diferencia de las letras convencionales y los vinilos o calcomanías, y tiene un aspecto de mucha más calidad.

Audi R8

“Con este proceso, modificamos el brillo de la pintura y su intensidad. La luz que ilumina la superficie se refleja entonces de forma difusa por las áreas de la superficie que han sido tratadas. Esto es lo que hace que parezca mate”, mencionó Erhard Brandl, gerente del proyecto.

En el taller de pintura de Audi se puede aplicar casi cualquier patrón que el cliente desee, incluidos diseños con un tamaño de hasta un metro de alto por un metro de largo.

El Audi R8 es el primer modelo para el que se ofrece esta tecnología, a través del programa de personalización Audi Exclusive. Sin embargo, la firma con sede en Ingolstadt tiene previsto que este procedimiento llegue a otros modelos de la marca en un futuro no muy lejano.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta