COMPARTIR

Retomando un poco lo que sucedió aquel fin de semana del mes de septiembre del 2016 en el parque Tangamanga 2 de la capital potosina, es importante recordar que la tarde del sábado se llevó a cabo una sesión fotográfica, que nos permitió algunos de los autos del Bajío mexicano, entre ellos el Red Rocket, un Volkswagen Jetta Mk3 del año 1996.

Red Rocket




Propiedad de Rafael Rodríguez Sauceda, el Red Rocket milita en las filas del Vag & Low Wagengrüppe S.L.P. Y cuenta con algunos detalles que lo hacen atractivo.

El exterior del Red Rocket

El exterior de este Jetta Mk3 nos revela un aspecto elegante y sobrio; las líneas originales del vehículo sólo se ven interrumpidas por el juego de rines BBS Flatlip de 17 pulgadas, los cuales se hicieron acompañar de neumáticos 205 40 R17.

Red Rocket

La sección posterior continúa el aspecto original del vehículo; el único detalle proveniente del mercado secundario es la salida cromada del escape, que se encarga de darle salida a los gases emitidos por el motor, el cual, por cierto, se mantiene totalmente stock, pero es sí, muy limpio.

La hoja de datos que amablemente nos brindó Rafael, especifica que el frente del Red Rocket cuenta con unidades principales con cristales ahumados, parrilla original con emblema pintado de color negro y unidades de niebla insertadas en la defensa.

Interior, con toques de buen gusto

Red Rocket

El interior del Jetta mk3 demuestra que el punto en el cual se concentró Rafael fue el concerniente a la tapicería. La “sala”, como comúnmente se le conoce a los asientos de los Volkswagen water cooled modificados, fue cubierta con cuero color camel, mismo trabajo que encontramos en la funda de la palanca de velocidades, tapas de las puertas e incluso en la sombrerera, donde se ubicó, además, un par de medios, que forman parte del equipo de car audio.

Red Rocket

Ya que tocamos el tema del equipo de audio, debemos recalcar que la unidad principal está firmada por Alpine. Un amplificador Performance clase D es el encargado de proveer la energía suficiente para los dos subwoofers Kicker, de doce pulgadas y doble bobina.

La sección de altavoces también incluye medios Sony y bocinas originales, colocadas en los lugares de agencia, así como un Epicentro. Fuera de lo anteriormente mencionado, el interior del Red Rocket es un dechado de originalidad, pero no por ello menos atractivo. ¿Ustedes qué opinan?

Fotogalería Red Rocket, Jetta Mk3 con carácter sobrio:

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta