COMPARTIR

Los apasionados del mundo de las modificaciones son personas a las que les gusta destacar sobre los demás y su mentalidad no les permite tener un vehículo de serie. Y este es el caso de este Volkswagen Golf Mk4, bien llamado “Red Storm

Red Storm




Sea cual sea la marca del auto, ellos siempre empiezan por cambiar un pomo, le seguirán los pedales y cuando se dan cuenta, ya están cambiando el tren de rodaje y la mayor parte de la carrocería. Este es el proceso más común de la mayoría de los proyectos en nuestro país.

Y dicha historia se “repite” con este Golf MK4 rojo, el cual captamos en la visita más reciente que hicimos al bello sureste mexicano. No sabemos el nombre del dueño, se le olvidó ponerlo, pero lo que si sabemos es que ambos forma parte del Custom Toys Car’s Club Cozumel.

Red Storm

Una vez que el MK4 quedó acomodado, comenzamos a tomar las fotos y su dueño se dedicó a describirnos todas y cada una de las modificaciones que le hizo al vehículo.

La defensa frontal del Red Storm es una pieza hechas de forma artesanal

Una vez que adquirió este VW Golf, el cual estaba completamente austero, iniciaron los cambios. Empezamos a captar la zona frontal y fue cuando él nos mencionó que la defensa está hecha de forma artesanal e incluye un par de faros de penetración amarillos, toma de aire central y splitters.

Red Storm

Vemos que el cofre se alargó varios centímetros y al centro se hizo un pequeño espació que nos permite apreciar, de mejor forma, el logo de VW. Los costados lucen unos estribos también hecho para este proyecto y hacen juego con las calcas de algunas de las mejores marcas del mercado secundario.

La zona posterior está coronada con un alerón y un spoiler, ese que cuenta con espacio suficiente para dar cabida al sistema de escape de doble salida cromado.

Los cambios que siguieron fueron los siguientes: portaequipajes, cubiertas cromadas en las manijas de las cuatro puertas, cuartos blancos y unidades principales con laminex.

Progresivos y de 18 pulgadas, así con los rines sobre los que rueda el Red Storm

Red Storm

La mayor parte del exterior está pintada en rojo con excepción del cofre y la tapa de la cajuela, éstos son de color negro.

“Uno de los cambios que más me gustó, es la imagen del Golf que se plasmó en los costados, justo a la altura de las calaveras”, nos comenta su dueño.

La suspensión se modificó y el viejo sistema de frenos dejó su lugar a unos de disco con cálipers pintados en amarillo. Por su parte, los rines progresivos WCI son de 18” y están calzados con llantas Evermax, rodada 215/35 R18.

Red Storm

El motor sigue siendo el original, sólo se mandaron a pintar, de rojo, su tapa, y de gris, algunas piezas, como por ejemplo, los depósitos de los líquidos.

Cuando empezamos a captar el interior, su dueño nos comentó que los asientos son los originales no así el volante deportivo marca TuniX, ese que además cuenta con quick release, mientras que el pomo de la palanca es RSport y tiene la forma de una granada.

Red Storm

En el poste “A” tenemos un juego de instrumentos, mientras que al centro del tablero se ubicó un tacómetro con tres instrumentos más.

El equipo de audio, y con esto terminamos, consta de una unidad multimedia de Pioneer, que envía el sonido a un set de medios Krack Audio, a un par de bocinas Dragon Sound y a un bajo de 12” Rockford Fosgate.

Red Storm

También tenemos dos amplificadores Quantum Audio y un capacitor Planet Audio de 3.5 farad, así como una pantalla de 13 pulgadas, todo esto colocado en la cajuela, junto con las bocinas Dragon y el bajo.

Fotogalería Red Storm:

Red Storm Red Storm Red Storm Red Storm Red Storm

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta