COMPARTIR

Cuando decidió practicar el drifting, Kenneth Alm, quien vive en Noruega decidió hacer de lado los autos tradicionales con los que se practica este deporte y en su lugar ocupó un Volkswagen Scirocco, un modelo de tracción delantera que probablemente no tenga nada que hacer en una competencia de este tipo.

Pero lo que no sabes es que Kenneth es un apasionado de los autos modificados, por lo que, en lugar de modificar el motor original de su auto, decidió ir un paso más allá e instalar una máquina diésel donada por un Audi a la que logró extraerle 860 caballos de fuerza.

El motor diésel de cinco cilindros, pertenece a un Audi que también es propiedad de Alm, quien decidió hacer el swap e instalar algunos accesorios encaminados a elevar el desempeño, como: culata reforzada de un Audi S2, un turbocompresor Precision Turbo PT67/68 e inyectores de hasta 1.600 cc/minuto de caudal máximo.

Volkswagen Scirocco con una potencia descomunal

El resultado de estas modificaciones es una monstruosa potencia de 860 caballos de fuerza y un par motor máximo de 1,120 Nm. Debido a que esta máquina tuvo que ser colocado en posición delantera longitudinal, fue necesario colocar el radiador en la parte posterior del Volkswagen Scirocco.

Volkswagen Scirocco, Kenneth Alm Volkswagen Scirocco, Volkswagen con motor de Audi, drifting

Una caja manual, proveniente de un Audi S4 es la encargada de mandar toda la potencia al piso. Además, se colocó un diferencial central soldado, suspensión tipo coilover y se aumentó el grado de giro de las ruedas delanteras.

Debido a que este coche está pensado para realizar hazañas de drifting, fue necesario instalar un freno de mano hidráulico, sistema de frenos de alto rendimiento con rotores de 355 mm de diámetro y cálipers de cuatro pistones en ambos ejes.

¿A quién le importa el aspecto exterior cuando tienes un Volkswagen Scirocco de 860 caballos de fuerza? Aun así, nuestro amigo colocó rines deportivos con llantas especiales para drift. La carrocería está adornada con todos los stickers de los patrocinadores.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta